Close

Las obras de Don Jaime muestran el modus operandi de ZeC para el fin mandato, es decir la ley del embudo

24 Oct, 2018

El PSOE censura al Consejero de Urbanismo, Pablo Muñoz, por no haberse reunido previamente con ningún colectivo afectado y le reprocha que no aproveche las obras para resolver el problema del alcantarillado de la calle

Zaragoza, 23 de Octubre de 2018 – La manera de poner en marcha las obras de Don Jaime representan el modus operandi de ZeC para este tramo de fin de mandato, que pasa por hacer las cosas a la brava, tirar por la calle de en medio o aplicar la ley del embudo. El PSOE censura el oscurantismo, la falta de participación y la ausencia de valentía para resolver los problemas pendientes en esa zona.

La concejala de Urbanismo del PSOE, Lola Ranera, reprochó al consejero de Urbanismo, Pablo Muñoz, la manera en la que están adoptando decisiones trascendentes para la ciudad, ya que lo hace sin contar con nadie, con “premeditación y alevosía”, causando un profundo “sonrojo” por sus actuaciones.

Ranera recriminó al responsable de Urbanismo que decidiera llevar adelante la transformación de Don Jaime sin hablar con ninguno de los afectados y se preguntó si, tal y como dijo inicialmente Muñoz, sólo era una eliminación de barreras, por qué no se habló con Cermi, con DFA, con ONCE o con el PSOE, que es el responsable de que haya partidas para eliminar barreras arquitectónicas.

También le reprochó su “falta de valentía”, porque las obras que han puesto en marcha con absoluta falta de transparencia van a afectar a toda la longitud de la calle, pero no se va a aprovechar para resolver el problema del alcantarillado que preocupa y mucho a los comerciantes, y que se acentuará con el cambio de nivel de la calzada .

Tampoco, dijo Ranera,  han contando con la Margen Izquierda, que tiene en la calle de Don Jaime una de sus salidas naturales hacia el centro de la ciudad, ni hacen caso a las entidades que les dicen que la obra puede hipotecar la segunda línea del tranvía, esa que no se atrevieron a poner en marcha y retrasaron sine die.

Ranera concluyó diciendo que Muñoz, que no gobierna para la ciudad, ni para los 80.000 votantes que tuvo ZeC , sino solo para los suyos,  necesita esta obra para cortar alguna cinta, porque no va a poder dar cuenta de ninguna realización en la ciudad.