Close

El PSOE reclama al gobierno PP-Cs decisión y ambición para que las decisiones sobre la Policía Local no se queden solo en el cambio de nombre de la UAPO

12 Jul, 2019

Los socialistas consideran necesaria una planificación que permita aumentar los efectivos, abordar las necesidades materiales y sobre todo restituir el consenso en todas las medidas que afecten al trabajo y despliegue de los agentes

Zaragoza, 12 de Julio de 2019– El PSOE reclama al Gobierno PP-CS “decisión y ambición” para abordar todas las necesidades de la Policía Local, de manera que no se queden solo en la  restitución del nombre y la uniformidad de la Unidad de Apoyo Operativo, UAPO, tal y como ha acordado hoy el Gobierno de Zaragoza.

El PSOE comparte la determinación  de que la UAPO asuma todas las funciones para las que fue creada y defiende la “necesidad” de que todas las decisiones que afecten a la Policía Local se sigan adoptando desde “el consenso”, tal y como se hizo en el año 2006, cuando se aprobó la actual organización del Cuerpo Local, explicó el portavoz de la Policía Local del PSOE, Horacio Royo.

No obstante, Royo califica de “obligación urgente ” el abordaje de todas las carencias que soporta en este momento la Policía Local, aunque, sin duda, la fundamental es la existencia de 300 vacantes en la plantilla que comprometen de manera clara la prestación de los servicios en la capital aragonesa y el despliegue de los agentes en todos los barrios.

El concejal socialista de la Policía Local recuerda que los policías son en muchos casos “ la carta de presentación” de la ciudad ante las personas que nos visitan y el primer recurso ciudadano ante cualquier contingencia, por lo que asegurar “los medios materiales y humanos de la Policía”, debe ser  irrenunciable.

Horacio Royo pide al equipo que lidera Jorge Azcón que su actuación con la Policía de Zaragoza “no se quede solo en gestos, que no se  quede en la epidermis” y comience a trabajar con “decisión y ambición”, de la mano de todos los grupos políticos para hacer frente a las carencias del Cuerpo con agilidad y celeridad, evitando que la Policía sea “una moneda de cambio” de las negociaciones políticas.