Close

El PSOE cree innecesaria y sospechosa la creación de una Oficina de Atención al Ciudadano en cuestiones sociales

24 Apr, 2018

Los socialistas temen  que acabe siendo una ofician paralela y un chiringuito de ZeC donde se den las ayudas sociales de manera discrecional

Zaragoza, 24 de Abril de 2018 – El PSOE ha expresado sus dudas y su malestar por la intención de ZeC de crear una Oficina de Atención al Ciudadano y Buenas Prácticas en el seno del área de Derechos Sociales, ya que no se entiende su  cometido salvo que se trate de  propiciar un uso “arbitrario” y “sectario” de las ayudas  de urgencia con las personas que más lo necesitan y con la Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza en general.

La concejala de Derechos Sociales del PSOE, Lola Campos, ha preguntado por esta oficina, que se dio a conocer a los funcionarios a finales de año pasado, y que su inminente puesta en servicio ha estado acompañada de unas declaraciones que el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, realizó en  su último viaje a Madrid y en las que cuestionó el trabajo de los funcionarios del Ayuntamiento y expresó la necesidad de obligarles a dar atención de calidad. (De hecho, el alcalde hizo pública una carta de disculpa tras conocer las críticas de Campos por desprestigiar a este colectivo de forma generalizada.)

La concejala socialista ha expresado su temor de que esta oficina, que se intuye “innecesaria y sospechosa” acabe siendo un “órgano opaco, una red de vigilantes y contravigilantes” de las decisiones de los funcionarios y de las ayudas que se tramiten en los centros municipales, ya que estará gestionada por personas afines a ZeC .

En este sentido, Campos, ha cuestionado la supuesta finalidad de funcionar como instrumento de control cuando los servicios sociales, explico, tienen una comisión con reuniones periódicas para evaluar y analizar el funcionamiento de los servicios, de las quejas y de las sugerencias. Para qué es necesaria la oficina, ha dicho, si hay un reglamento de criterios que especifica en qué casos se deben conceder las ayudas y si los funcionarios cumplen.

La oficina que estará gestionada por una auxiliar técnico y una educadora de Centros de Tiempo Libre (cercanas a Broto y Cubero, pero que nunca han tramitado expedientes vinculados a la Acción Social) serán las que acabarán sentando cátedra en materia social y corrigiendo las decisiones de funcionarios expertos, que se rigen por las normas legalmente establecidas. “No puede ser un chiringuito de ZeC”  y no puede haber un “uso arbitrario del dinero público”.

Las ayudas sociales, ha señalado Lola Campos, son “un apoyo municipal que deben  controlar los centros sociales, con normas y funcionarios de la casa.” Por lo tanto, ha concluido la socialista, el PSOE defenderá las ayudas sociales que sean precisas siempre que estén  justificadas por los técnicos especializados del Ayuntamiento de Zaragoza, porque lo demás es “kafkiano”.