Close

El PSOE apoya las reivindicaciones de la UAPO y pide a la consejera Giner que paralice su reestructuración y que busque el consenso

03 Oct, 2018

Los socialistas muestran su preocupación porque esta gran crisis en la unidad policial se produce a menos de una semana de las fiestas del Pilar, cuando se multiplican las necesidades de seguridad de la población

Zaragoza, 03 de Octubre de 2018 – El PSOE apoya las reivindicaciones de la Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Local (UAPO) ante los intentos del Gobierno de ZeC de disolver esta unidad y poner en marcha un nuevo modelo de Policía Local para el que no ha conseguido ningún consenso.

El concejal socialista de la Policía Local, Roberto Fernández, señaló que la reestructuración de la UAPO se ha convertido en “el oscuro objeto del deseo” para la concejala de la Policía Local, Elena Giner, y señaló que  el intento de disolver la unidad comienza con el intento de cambiar el vestuario de los agentes implicados.

Fernández, que  no pasó por alto la grave preocupación de los 111 agentes de la UAPO que han firmado una carta en la que manifiestan sentirse desprestigiados por el equipo de Gobierno, lamentó la manera de proceder de Giner que no ha repuesto el equipamiento de los policías en dos años y ahora aborda el cambio de uniformidad “sin que exista un expediente y sin que se haya convocado la comisión de vestuarios  que debe pronunciarse al respecto”.

El concejal socialista lamentó además la utilización que la concejala de la Policía Local, Elena Giner, ha hecho de los sindicatos, apoyándose en un preacuerdo laboral para dar por hecha  la reestructuración policial.

Roberto Fernández ha solicitado a Giner que reflexione, que rectifique y que  “paralice los cambios en la UAPO hasta que consiga el consenso político”, el mismo que permitió a la ciudad en 2006 dotarse de un modelo respaldado con la unanimidad de todos los grupos municipales.

Asimismo, mostró su preocupación por el hecho de que esta gran crisis dentro de la UAPO, que es una unidad capacitada para dar una respuesta inmediata ante cualquier necesidad en la ciudad, se produce en la misma semana en la que empiezan las fiestas del Pilar, cuando la población se multiplica y hay más necesidad por parte del Ayuntamiento de garantizar la seguridad de las personas y de las cosas.